Dirección: Susann Aboueldahab/ Laura Rivera Revelo
Asistente: Edith Eike
Fecha: 2018-2019

En el marco del Acuerdo Final para la Paz, vemos como un pilar fundamental de la justicia transicional, a saber, el reconocimiento de los derechos de las víctimas del conflicto armado, que parte de escuchar todas las voces, aún está en deuda. Este déficit se hace más visible en el caso de las mujeres adultas, adolescentes y niñas (MAAN) que han sido víctimas de la violencia sexual en el contexto del conflicto armado colombiano. Aunque este tipo de violencia de género ha sido visibilizado en el derecho penal internacional y en el sistema interamericano de derechos humanos, al igual que en distintas convenciones internacionales, cabe preguntarse si estos precedentes se están implementando en el ordenamiento nacional – más aún en un país intercultural con una amplia diversidad étnica. Es relevante para la construcción de la paz territorial que las MAAN -de las cuales, según el Centro de Memoria Histórica, 15.076 han sido víctimas de violencia sexual en el marco del conflicto armado- puedan acceder efectivamente a sus derechos en tanto víctimas del conflicto, puesto que ellas son el soporte de la reconstrucción del tejido social en sus comunidades. En un momento en que existen altos niveles de impunidad resulta de gran relevancia investigar de qué forma el marco jurídico colombiano está tratando el tema de la violencia sexual con ocasión del conflicto armado y asimismo estudiar cómo aquél limita o posibilita el acceso a la justicia de las mujeres víctimas de la violencia sexual.

En general, las mujeres indígenas, afrodescendientes y campesinas constituyen el universo de víctimas que han soportado el sufrimiento aislado e invisible ante una sociedad que paulatinamente reclama justicia, reparación integral, garantías de no repetición y medidas de satisfacción como formas de resistir a los embates de la degradación del conflicto social y armado en Colombia. Uno de los departamentos de Colombia más afectados por la intensidad del conflicto social y armado es el Departamento de Nariño. El proyecto busca identificar las limitaciones específicas en el marco normativo del tratamiento de violencia sexual en el caso de mujeres víctimas de este tipo de violencia en el departamento de Nariño.

Se propone consolidar en el futuro una propuesta investigativa de alto impacto que forme parte del observatorio permanente de violencia de género dentro de la línea de investigación de género y memoria. Bajo una perspectiva de desigualdades sociales con un enfoque de género y derechos humanos se busca estudiar los diversos factores jurídicos, políticos y socioeconómicos que inciden en el acceso a la justicia tomando en cuenta los pilares de la justicia transicional: El derecho a la verdad, a la justicia, a la reparación y la no repetición. 

El proyecto cuenta con el apoyo de Göttingen International, del Göttinger Verein zur Förderung vergleichenden und internationalen Strafrechts sowie internationaler Kriminologie e.V y de la Corporación Guasimí.

_______________________________________________________________________________________________

Foro participativo
Lugar: Pasto
Fecha: 10.-11.12.2018
Programa